Accessible, Experienced, Responsive
View Navigation Menu

Bienes de jubilación y órdenes calificadas de relaciones familiares en un divorcio

Abogado de buena ley ®

Uno de los componentes principales de las diligencias de divorcio es la repartición de los bienes de la sociedad conyugal, y asimismo es el tema que abarca la mayor parte del litigio relacionado con un divorcio. Adicionalmente, cuando se trata de fondos de jubilación, las cuestiones legales son un poco más complicadas si se toma en cuenta que algunos planes de jubilación en particular se rigen por leyes federales de acuerdo a la Ley de Seguridad de Ingreso de Jubilación para Empleados (ERISA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo a ERISA, si alguien que forma parte de ciertos tipos de planes de jubilación quiere asignar a otro individuo el derecho de recibir los beneficios, debe obtener una orden calificada de relaciones familiares expedida por una autoridad del estado.

Por lo tanto, es importante que los cónyuges que se encuentran en proceso de divorcio tengan presente que un simple acuerdo de separación o sentencia de divorcio no es suficiente cuando se trata de la división de gran parte de los bienes de jubilación, sino que más bien se requiere de una orden calificada de relaciones familiares.

¿Qué es una orden calificada de relaciones familiares (QDRO, por sus siglas en inglés)?

Una QRDO es una orden o decreto que divide ciertos bienes de jubilación específicos durante un divorcio, y que debe ser expedida por algún organismo estatal, autoridad o dependencia con el poder de emitir fallos, decretos u órdenes, o de aprobar convenios de liquidación de la sociedad conyugal de acuerdo a lo estipulado por la legislación de relaciones familiares.

En el caso de la repartición de anualidades diferidas, de Cuentas Individuales de Jubilación (IRA, por sus siglas en inglés), o de fondos de jubilación del gobierno tales como planes militares, federales, estatales o planes de pensiones, no se necesita una QDRO, generalmente sí se requiere de una orden judicial, mas no de una QDRO.

Estos son los fondos de jubilación que sí requieren de una QDRO para su repartición:

  • Plan de adquisición de acciones para empleados
  • Planes tipo 401(k), 403(b) y 457
  • Planes empresariales/corporativos de prestaciones definidas o planes de pensiones
  • Planes de reparto de utilidades
  • Anualidades con impuestos diferidos
  • Planes de aportación patronal definida
  • Planes con aportaciones del empleado y patrón antes de impuestos tipo thrift ("económico").

ERISA requiere que la QRDO lleve el nombre y el domicilio actualizados del participante en el plan así como los de cada beneficiario alternativo. La QRDO debe también especificar cada plan que va a afectar, la cantidad en dólares, o el porcentaje del beneficio que ha de pagarse al beneficiario alternativo, y la cantidad de pagos que se harán, o el periodo de tiempo que abarcará la orden.

Además de eso, hay varias prohibiciones que el tribunal estatal o el organismo que expide la QDRO debe de tomar en cuenta. Solamente cónyuges, ex cónyuges, hijos y otros dependientes pueden ser beneficiaros alternativos.

La QDRO no debe de proporcionar beneficios a un beneficiario alternativo bajo el plan si ese beneficio ya no existe bajo ese plan, y la cantidad proporcionada por el plan no puede incrementarse. Además, la QDRO no debe entrar en conflicto con otra orden estatal que haya sido previamente determinada como QDRO y que asigne beneficios a un beneficiario alternativo distinto.

Por último, la QDRO no puede asignar beneficios, del tipo de anualidad mancomunada a un sobreviviente calificado, vitaliciamente a un beneficiario alternativo y a su nuevo(a) cónyuge.

¿Cómo se usa una QDRO en las diligencias de divorcio?

Como se mencionó anteriormente, el requerimiento clave para una QDRO es que sea expedida por un organismo o tribunal del estado. De tal manera, en el contexto de las diligencias de divorcio, una QDRO normalmente va a ser una orden judicial, o una orden judicial que apruebe un acuerdo pre-existente de distribución de los bienes de la sociedad conyugal.

Hay que tener presente que la QDRO difiere de una sentencia de divorcio y debe ser expedida por separado con instrucciones específicas para el administrador del plan de jubilación en cuanto a cómo debe dividirse entre los cónyuges. El proceso para obtener una QDRO puede ser complicado y se aconseja buscar la asesoría de un abogado con experiencia no solo en derecho familiar, sino también en la formulación y en el proceso de aprobación de una QDRO.

Back to top