Accessible, Experienced, Responsive
View Navigation Menu

Consejos prácticos para incrementar las probabilidades de tener éxito financiero después de un divorcio en el Estado de California

El divorcio es algo que puede resultar algo difícil, ya que algunas parejas tienen que lidiar con las dificultades que surgen durante la etapa del proceso legal del divorcio denominada: división y partición de bienes. Es la parte del divorcio donde se determina básicamente quién se queda con qué. Dicha cuestión conlleva tanta discordia, que podemos encontrar en diversos medios de comunicación a nivel nacional, reportes acerca del tema con consejos para ayudar a elevar las probabilidades de un resultado exitoso. Uno de los reportes más recientes, publicado en el Huffington Post, ofrece algunos consejos para asegurarse de estructurar el proceso de la separación de tal manera que se obtenga un éxito financiero que permanezca mucho después de finiquitar el divorcio.

El reporte habla de dos principales lecciones: conocimiento y previsión.

Obtenga los datos básicos de sus finanzas.

El reunir la información acerca de donde se encuentran abiertas las cuentas de ahorros; cómo se han invertido los fondos de jubilación; cuáles cuentas tienen por separado y cuáles son mancomunadas; así como los datos de las deudas adquiridas durante la relación conyugal, son factores que le pueden ahorrar mucho tiempo. El tener esta información a la mano también sirve para asegurarse de que se han enlistado todos los bienes que hay que tomar en cuenta, lo cual produce una partición de bienes más exitosa.

En el Estado de California las parejas pueden usar esta información como herramienta para determinar por sí mismos, de ser posible, la división de bienes. Dicha división debe ser más o menos equitativa. Es de mucha utilidad el hacer una lista de cada uno de los elementos que constituyen los bienes; tomar nota de cuales bienes se adquirieron mancomunadamente y cuales por separado; y proporcionar el precio aproximado en el mercado de cada bien. Los expertos en finanzas de Wall Street Journal, recomiendan, de preferencia, el tratar de encontrar un equilibrio entre bienes líquidos y bienes no líquidos. La lección que se lleva uno al considerar esta recomendación, es el evitar que un conyugue se quede con la casa, mientras que el otro conserva todas las acciones, bonos, valores y fondos de jubilación.

Una vez que se llega a un acuerdo, se redacta y se le presenta ante un juez, quien asimismo tendrá que firmarlo y expedir la orden final para que quede en carácter de oficial. Si la pareja no se puede poner de acuerdo, es posible que el juez tenga que intervenir.

Planee y prepárese para el futuro

Al final de cuentas, la división y partición de bienes por divorcio en el Estado de California, se realizará ya sea por medio de un convenio de conciliación marital [Marital Settlement Agreement, por sus siglas en inglés: MSA], o por medio de la sentencia de un juez. Este tipo de convenio puede formularse de dos maneras distintas, ya sea como contrato o como sentencia dineraria de un proceso Familiar. Esto determinará las medidas a tomar en el caso de que uno de los ex conyugues no llegara a cumplir con sus obligaciones. Si se formula como sentencia dineraria de un proceso Familiar, se puede reclamar la ejecución de la sentencia de la misma manera que cualquier otra sentencia dineraria. Si se formula como contrato, deberá de hacerse una demanda civil.

La determinación acerca de cómo ha de formularse el convenio, depende de cada situación en particular. Por lo tanto, es prudente que aquellos que estén divorciándose contacten un abogado con experiencia en divorcios en California. Dicho profesionista podrá explicarles qué opciones tienen y desarrollar el plan más adecuado considerando sus circunstancias particulares.

Back to top