Accessible, Experienced, Responsive
View Navigation Menu

¿Qué sucede con la hipoteca si me quedo con la casa después del divorcio?

Logros notables

No soy tan solo “otro abogado más de Chula Vista"

La decisión acerca de qué hacer con la casa al divorciarse es solo una parte de la ecuación. Cada pareja necesita decidir qué hacer con una hipoteca mancomunada. Es común para los residentes de California enfocarse primordialmente en la repartición de los bienes maritales. Sin embargo, las deudas también entran en la lista de lo que hay que repartir. Para muchas parejas, la casa es el bien más grande y con más valor; mientras que a la inversa, la hipoteca es la deuda más grande y costosa. Cuando uno de los cónyuges quiere quedarse con la residencia familiar después del divorcio, es esencial hacer planes para la hipoteca al igual que para la casa.

Los prestamistas dejan muy claro que la hipoteca y la casa son dos cosas separadas

Ya que el propósito de la hipoteca es pagar la casa y que la casa se use como colateral para obtener un préstamo hipotecario, los prestamistas consideran estas dos cosas como entidades separadas. Por eso sucede que aunque la pareja llegue a estar de acuerdo en que uno de los cónyuges se quede en la casa y asuma la responsabilidad de hacer todos los pagos de la hipoteca, todavía es posible que el prestamista trate de cobrarle la deuda a ambas partes.

Inclusive si el decreto del divorcio estipula que la hipoteca es responsabilidad de una sola persona, y la propiedad se ha escriturado a nombre de esa persona únicamente, el banco todavía puede hacer responsable al otro cónyuge por cualquier pago omitido o retrasado de parte de la persona que asumió la hipoteca en el divorcio.

De acuerdo a Bankrate, esta realidad es una muy importante razón por la cual muchas parejas al divorciarse optan por vender su casa. Además de evitar problemas financieros a futuro, el vender la casa ayuda emocionalmente a facilitar el inicio de una nueva vida después del divorcio evitando el permanecer en una casa llena de recuerdos del pasado matrimonio.

También es de beneficio el conseguir un préstamo nuevo

Cuando en realidad no se quiere vender la casa, una buena opción es el refinanciamiento para obtener un préstamo nuevo a nombre de uno de los dos eliminando así la hipoteca mancomunada y cualquier responsabilidad de la otra persona en cuanto al préstamo. Sin embargo, al optar por algo así es importante asegurarse de que califica para un préstamo que le permita conservar su hogar considerando su nuevo status financiero tras el divorcio. Esto a veces resulta difícil para algunas personas que se encuentran ahora con un ingreso reducido.

Es recomendable obtener ayuda profesional

Si Usted reside en California y esta contemplando el divorcio, es vital que consulte un abogado. Esto le abrirá el acceso a la información que necesita tener antes de tomar desiciones y le ayudará a saber como protegerse tanto a si mismo como a sus bienes, su crédito y sus deudas.

Back to top